domingo, 29 de marzo de 2009

Despertar

Creo que te conozco. Me he perdido en el reflejo de la luna en tus ojos y he visto tu delicada piel tostarse al sol. He visto tus suaves y delicadas manos danzar en el aire al ritmo que marcaban tus palabras, que son como un elixir que no conoce puertas dentro de mí. Mi corazón ha pedido a gritos rendición cuando nos sorprendió tu sonrisa, y es él quien escribe, pues mi mente gusta de otros juegos. Y además, creo que te conozco. Te destapaste y mi fantasía puso el resto. Y en estos momentos no puedo sentir nada más, que un intenso deseo.
Pero tú no me conoces.
Y aun así exijo tu pecho como territorio de mi recreo.

2 comentarios:

Vic dijo...

cada vez me gusta más :)

Anónimo dijo...

Actualiza