jueves, 23 de octubre de 2008

Ángeles



Cuando me quito los calcetines siento frío en los pies, y al contrario que al resto, me gusta la sensación. Es lo más cerca de la realidad que estoy. A escasos tres pasos de la calle, sueño en cúbico, en dos dimensiones y en dimensiones paralelas. En un universo ficticio donde todo gira en torno al ego y la lucha por un yo auténtico se materializa en películas de bajo presupuesto. En sueños más despierto, espero que me pidan que sea un ángel, que me permitan volar y que pueda hacer cosas fantásticas, ¿por qué no?. Sería un ángel con espada y unas potentes alas blancas saldrían de mi espalda. Quizás lo importante no sea llegar a serlo, ni tan siquiera agitar el aire con unas plumas. Quizás lo importante es que alguien se dé cuenta de que lo puedes ser, de que te gustaría serlo. Mientras tanto me conformo con balancear mis pies desnudos desde mi cama.

3 comentarios:

Miss Grietas dijo...

fer!!^^
como vas?
ángel? no, no... (también son asexuales!!!) XD
a mi me gustas más así... sin ser ángel... sino siendo SUPER-FÊR.
no sé si con pies frios o con pies templados...
yo siempre tengo los pies frios... aquí un poco más):
espero que todo vaya bien, entre tu "estimada" valencia y nuestro "querido" valle...
un abrazooooote desde la isla!
es curioso...
a veces encuentro trocitos de vosotr@s por aquí^^

bye!!!

marieta dijo...

"que alguien se dé cuenta de que lo puedes ser, de que te gustaría serlo"

Es lo más importante, sin dudarlo

Fran^^ dijo...

ai fer...copete. A ver si vuelves, y de paso te vienes contigo también:_)