lunes, 22 de junio de 2009

Calla

Tan bonitos los ojos
que están cubiertos por el cielo
tan bonitos tus labios
bendecidos por un cáliz de fuego
tan bonitos los versos
del poeta que muere callado.

Y tan bendita tu suerte
de ser amada, de ser amada
amante que hasta la muerte
reza, pide, ruega y reclama.

Tan lejos está tu alma
y por esto muere el poeta
tan poca noche calma
y tanta noche en vela.

Y tan maldita su suerte
poeta que muere, yace
poeta muerto por no verte
corazón que ya no late.

Fer

2 comentarios:

Paqui Hilton dijo...

Lo has escrito tú?

Fer dijo...

Todo lo que hay por aquí, menos alguna cosilla al principio, lo escribo yo :)