sábado, 16 de febrero de 2008

Pisar la luna


Pisar la luna quizás haya sido la mayor estupidez que hizo el ser humano jamás. Mucha gente lo piensa.Otros habríamos vendido el alma, por ser los primeros en hacerlo, los primeros o los cuartos.
Pisar la luna quizás haya sido el mayor logro del ser humano jamás. Mucha gente lo piensa.
El lugar más lejano al que sueña llegar una persona cuando empieza a ser consciente de las cosas, es la luna. Cuando ya es del todo consciente de las cosas simplemente se olvida de ella. Mucha gente nunca aspiró a ella jamás, mucha gente ni si quiera la miró. La luna es bonita.
Se puede ver a la Luna como una mujer, una mujer hermosa y seductora. Es hermosa por el hecho de resplandecer en la noche. Es seductora por el hecho de no apartar la mirada de ti.La Luna es una cotilla.
La Luna sólo se esconde para ir a dormir, es un poco exhibicionista. Podemos verla tomando un baño en el mar o llevando un vestido negro.
Lo mejor de ella es que sabe escuchar. Lo peor es que no contesta nunca.
Le gusta hacer de celestina.
No me he enamorado de la Luna. No sé porque no me he enamorado de la Luna.
Quiero conocerla en persona.


Foto: Ravel http://www.flickr.com/photos/ravelparker/

4 comentarios:

Angus dijo...

Mola (y lo sabes).

marieta dijo...

La luna sabe todo sobre nosotros... porque en esas noches ella estaba, testigo mudo, invisible a veces, pero siempre presente.

Creo que yo no he llegado a ser consciente del todo^^

Me gusta lo que escribes :)

Ravel dijo...

y lo que mola mi foto?
^^

Anónimo dijo...

Yo voy y vengo de la luna a cada instante... no tiene más misterio para mi que ser la que me hace hipnotizar cuando tengo bajas las defensas y el poder de atracción y de refugio que tiene, es envidiable. Que nos cuente sus secretos!! o mejor no... que si no, no acabamos y su misterio es lo que la hace ser lo que es.

Yakamoz