sábado, 23 de febrero de 2008

El bosque de la luz

Existe un bosque en un sitio perdido, donde habitan unos enanos. Viven ajenos al mundo de fuera, suerte suya, duermen durante el día y trabajan durante la noche. Da igual, para ellos siempre es de noche, el bosque es tan frondoso que jamás ha penetrado la luz solar.
Lo peculiar del bosque es que el tiempo transcurre más lento, que fuera de él y esa es la razón de por qué duermen de día y trabajan de noche, ya la noche es lo suficientemente larga para sus quehaceres y como el día es aún más largo, duermen mucho más que nosotros. Viven mucho más tiempo que nosotros y la mayoría de su vida son jóvenes. De hecho, sólo son viejos durante un día, quiero decir, una noche, la noche tras la cual duermen por siempre. Son unos enanos muy divertidos y les encanta la luz. La luz se mueve muy lenta allí y es algo que me sorprendió mucho, nunca supe muy bien el por qué, pero es como si flotara en el aire. Lo cierto es que la luz la crean con unas antorchas muy raras, y las utilizan como lápices para pintar en el aire.Son capaces de hacer las figuras más bonitas que jamás hube visto y trataron de enseñarme, pero es difícil para alguien que no está acostumbrado a pintar el aire con luz.
Espero volver pronto por allí, el enano Sandía me debe un regalo.

Foto: Casa del enano Melón, Fer aprendiendo.

4 comentarios:

Ravel dijo...

mola un capazo!!

una tarde de genshi tenemos que dedicarla a hacer fotos de esas :P

marieta dijo...

Me mola un huevaco la foto :A:

Anónimo dijo...

mmm.... ¿¿estás seguro que les merece la pena vivir más tiempo a expensas de no ver la luz??
jajaja, piénsalo...

Yakamoz

Camisas dijo...

Hola. He escrito un libro muy cachondo, muy diferente al resto de libros, quizás sea una mierda, pero hay gente que se ríe, más información en http://federicoveranocaliente.blogspot.com/