sábado, 24 de enero de 2009

La traición de la noche


La noche está aquí otra vez, y no sabe como explicarse, o eso creo, no ha abierto la boca desde que se ha sentado ahí, a mi lado. Y no sé si le habré hecho algo, y de verdad espero que sea algo que haya hecho yo y pueda arreglarlo. Pero es una terca, y no me habla. No me dice ni pío. Si no ha sido nada que haya hecho yo, es un poco casquivana. Me prometió mucho, demasiado, y lo estaba cumpliendo con creces. Noches de suerte y claridad. Sinceridad y diversión. Y la tranquilidad que necesitaba. Cada vez que venía me fundía en un abrazo con ella y no la dejaba ni por mis sueños hasta muy tarde. Pero se ha revelado y no sé que hacer, espero que sólo tenga una mala "temporada" y que no sea una mala "época". Aunque el tonto creo ser yo, mis sueños tampoco me hacen caso desde hace tiempo y cuando se pasan, ni te enteras de ellos. Espero que quiera hacer las paces conmigo. La próxima noche lo intentaré.

La foto: Un pequeñito comentario al respecto de la foto. La hizo mi compañero de piso Carlos con el trípode que le regaló su señora y ya le advertí que me gustaba, por eso no creo que le importe que se la robe. ¡Visitad su Blog! Me gusta porque es de larga exposición y es algo que me puede. Y porque os puede hacer ver el "World in my eyes", el pequeño lugar de Valencia donde paso parte de mi vida. Y sobre todo, porque si os habéis fijado en que tiene un color especial, es el color que tiene Valencia por las noches. Seguro que al final la echaré de menos. Porque el cielo es igual en todos los sitios, y al tiempo no le importa el espacio, qué descarado.

¡Buenas Noches!

2 comentarios:

Angrokor dijo...

Pues a ver si haces pronto las paces con la noche, que no mola estar así.

La foto mola mucho. Ya me pasé por su blog a ver más ^^

Un besazo.

Miss Grietas dijo...

^_^