domingo, 25 de enero de 2009

Y hasta aquí...

...la función. Se ha cerrado el telón y me han aplaudido.Pero el eco del aplauso no es suficiente para liberarme de la angustia del telón cerrado, y de la oscuridad que hace entrar en escena al foso tras el escenario, donde me guardan hasta la próxima actuación y donde me devano los sesos y deshilo el alma esperando volver a actuar, sabiendo que quizás era la última vez que se abría al telón para dejarme llevar.

1 comentario:

Fran^^ dijo...

Tío Fer, no eches el tel´no...com te coja un día con tiempo me vas a dar el guión ese a ver qu epasa