domingo, 3 de mayo de 2009

Día 1: El músico y las nubes

"Siempre he pensado, que la diferencia entre este lugar, y cualquier otro es el atardecer. Cuando el sol se esconde tras una mágica montaña, que todos los años me llama, se despliega ante los ojos un auténtico y total espectáculo. El color del cielo, las nubes doradas y nada más en el horizonte que una pequeña línea irregular. Y esto se puede ver desde cualquier lugar de la ciudad, y esto es, sin duda alguna, lo especial de mi ciudad, la que tantos odian.
Sin embargo, ayer, y es lo que hoy no me deja vivir, no hubo atardecer. No hubo atardecer para mí. Y es que resulta, que en el preciso momento en el que el sol, tocó el horizonte, algo entró en mi cabeza." -M.O.

1 comentario:

Miss Grietas dijo...

historias, muy tonto XD pero bueno qué clase de etiquetas son esas??? jejje
un besete super feeeeer (: